viernes, 23 de octubre de 2009

Torre de Babel

Mi primera vez...



Torre de Babel. Sus dedos rasgan con furia y precisión las cuerdas de la guitarra. Su figurilla enjuta, de piernas cruzadas, sentada sobre un alto taburete...solo en el escenario, agazapado sobre su guitarra amada. Músculos en tensión, cabello desordenado y unos profundos ojos grises que cierra durante toda la actuación...



"...Hoy quiero llevar su sol como sombrero..."



Humo, sonido de copas que chocan, la gente que habla... y mis ojos no pueden apartarse del pequeño escenario que pisaré yo por primera vez cuando él termine.



Su voz sin aspavientos, como de tierra...entonada, cálida. Bonito acento extremeño. "...Imagina ser su risa..."- canta...



- Tiene algo...- dice mi compañera.



Sí.

Yo ya le he reconocido...

...y él me ha reconocido a mi



-"...Me columpio en barras de papel..."



Después de esa noche en la Torre de Babel cantamos mil canciones, nos miramos diezmil veces a los ojos, suspiramos cienmil con las esperanzas puestas en algo intangible y mantuvimos el equilibrio agarrados a la música...como funámbulos de la poesía.



12 años después de aquel momento reconozco que él tiene mucha culpa de que yo sea como soy...


Hace tanto que no sabemos el uno del otro...y ya ves, de nuevo un e-mail ha puesto en marcha los recuerdos de creatividad, inestabilidad y rebeldía...y estoy tan feliz!!







5 comentarios:

Jok dijo...

el camino es algo increiblemente imprevisible... nuca sabes cuando va a devolvernos algo querido... quizás en la siguiente recodo... Giros de la vida...Un besito..
PD: me encanta encontrarte en el mio

Rose dijo...

(mira cuándo he descubierto esta entrada...no tengo perdón)

Espero que,a estas alturas,hayais conseguido empastar vuestras voces tal y como sucedió hace doce años...al menos,que lo hayas vuelto a revivir,si entionces te hizo feliz,tal y como cuentas.

y qué bien lo cuentas.
Besotes.

Rose dijo...

(mira cuándo he descubierto esta entrada...no tengo perdón)

Espero que,a estas alturas,hayais conseguido empastar vuestras voces tal y como sucedió hace doce años...al menos,que lo hayas vuelto a revivir,si entionces te hizo feliz,tal y como cuentas.

y qué bien lo cuentas.
Besotes.

Sunny dijo...

Historias así hacen que vuelvan a revolotear las mariposas en el estómago. Sensación divina!!!

BesitoS.

volare dijo...

Pues sí, mi querido Jok, no sé la causa, pero en mi vida ha habido (y sigue habiendo) coincidencias maravillosas, encuentros inesperados, esos giros imprevisibles de los que hablas... Hay una estrellita brillando para mi en algún sitio :)
Niña Rose, un encuentro de voces y de pensamientos breve pero electrizante...y una curiosa mezcla de cosquilleo y ternura :)
Sunny:las mariposillas están ahí siempre y a veces se despiertan con lo que menos esperas, ¿verdad? Gracias por venir, bienvenida siempre! Y te mando mucha alegría para ese nuevo empuje que le quieres dar a tu vida!